domingo, junio 01, 2008

Quisiera no flotar



Simplifiquemos el comienzo en un suspiro, reduzcamos nuestra historia a un abrazo... A nuestros pechos fundidos al rojo vivo, una conexión imposible de corromper, inimaginable intentarlo siquiera, y aun sentimos que podemos más.
Qué creer cuando una piña de emociones te sacude la lógica, el sentido de ubicación?
Qué plenitud más inmensa existe que la cálida ola de Vos que me inunda, me llena, me hace Feliz?
No hay nada que pensar, no hay ni siquiera tiempo, no hay ni siquiera ganas, solo el deseo de sumergir mis risas debajo de las sabanas, y comprobar radiante una vez más, que vos te estas riendo conmigo.


.

domingo, abril 06, 2008

Luces

Soñar hasta hacer brillar el cielo.
Volar hasta que no haya infinito.
Y crecer juntos hasta que las estrellas toquen nuestras manos

Hoy, eternamente hoy…



.

jueves, marzo 06, 2008

Puertas y ventanas

Diez minutos de ciego instinto que terminaron con tu obra en destruccion. El recuerdo que no pudo con la tentacion. Tu boca tatuada en mi pecho. Y ahora somos vos y yo.
Si acaso la culpa separase nuestros labios de este beso criminal, caeriamos eternos tras las rejas negras de la represora simulacion. Si acaso el miedo detiene tu latir, entonces pedire no haberte conocido. Nosotros mismos forjamos las cadenas que nos atan a la condena, pero tambien nos unen contra la marea del pasado, que se levanta para recordarnos nuestras deudas impagables.
Mil amigos, mil no. Pero un aroma a dulce libertad anda flotando ultimamente ante nuestras narices.
Porque hoy se que somos dos contra el mundo, dos contra uno, pero se que somos dos. Y hoy fluir es cuestion de tiempo,y mañana sanar sera cuestion de perdon. La libertad... sera cuestion de afecto.

martes, enero 01, 2008

Yo no quisiera, solo quisiera

Esto lo escribi cuando tenia 10 años. Estaba ordenando y lo encontré en un cuaderno viejo
Lo dejo con las faltas de ortografia y todo.



"Yo no quisiera, solo quisiera"
.
.
Yo no quisiera que te vayas,
Solo quisiera tener alas,
Para poder alcansarte,
Para poder liberarme.

Yo no quisiera que me olvides,
Solo quisiera que recuerdes,
Esos momentos felices
Y no momentos tan tristes.

Yo no quisiera que se rompa
Ese cristal y tu aroma,
Tan bellos tan brillantes
Tan buenos tan amables

Sólo quiero tu amor,
Solo quiero el resplandor,
Que olvidamos en un rincón
Y hasta entrar haí me da temor.

Yo no quisiera que muera el alma
Solo quisiera que viva el plaser
Para poder disfrutar del dia
Y caminar por el anden

Seguir la via
que es como la vida
Llegar un dia a la luz
Y encontrarte a ti.

viernes, noviembre 23, 2007

Momentos

Querido amigo:

Como dije, nunca hay que desaprovechar una hora en blanco. Cualquier espaciecito libre es útil para aplicar el mágico arte (aunque si esto es arte, yo soy Madonna) de las lapiceras. Mirá cómo esta hoja que encontre tirada, arrugada y pisoteada en el suelo la podes usar para entretenerte en la hora de Biologia mientras el profe, ofendido, renuncia a su cargo y ya ni se gasta en pedir silencio, mi curso es un caos de gritos.
Ahora escribe en el pizarrón algo de unas enfermedades con nombres más raros que las cejas super-levantadas que tiene. No sé como se acuerda los nombres de todos esus virus y gérmenes, seguro que él los padeció a todos. Ahora dicta y me mira fijo a mi. Creo que piensa que estoy copiando en esta hoja rota.
Enfermedades metabólicas u hormonales, dos puntos: debido a una mala secrecion glandular interna (suena el timbre) se produce (no es recreo, es cambio de hora) bla bla bla.

Uy.. se armò el quilombo. Los chicos insultan a Valeria, que ni se entera pues está dormida porque vino de una fiesta drogada y borracha segun los chicos. Candela defiende a Valeria, Fernando insulta a Candela, el profe lo escucha a Fernando y se lo lleva a firmar una sansion a preceptoria, Ariel lo insulta al profe en defensa de Fernando, Sabrina lo reta a Ariel, Federico la calla a Sabrina, mientras Fernando grita POR FAVOR que no le pongan una sansion, Ariel le dice a Fernando que le rompa los dientes al profe, el profe lo escucha desde preceptoria y ahora le pide al preceptor otro parte para Ariel, quien se defiende diciendo que en realidad estaba hablando con Federico y que eso no se lo dijo a él, el profe confundido lo culpa a Federico y todo el curso grita su defensa. El profe confundido se harta y grita SILENCIO!!! y nos escupe a todos una lluvia de saliva. Entoces ya todos mojados y en calma Candela le explica bien al profe qué fue lo que pasó y todo vuelve a la normalidad. Finalmente Valeria se despierta, levanta la cabeza y pregunta ¿Pasó algo?

En fin... Si Valeria no se hubiese dormido nada de esto hubiera pasado, Fernando no tendria una sansion, esta hoja estaria escrita con otras situaciones, al profe no le doleria la cabeza y el curso no estaria ensalivado.
Enfermedades degenerativas, dos puntos: Son las producidas por un cambio en la estructura de los órganos ocasionando un mal funcionamiento de los mismos. (¿Las cejas son órganos?)
No importa. El punto es que se me acaba la hoja, y no me queda otra que ir a buscar más. Por ahi arranque un pedazo de mesa, un cacho de pared o simplemente me escriba en la mano, el brazo y cuando se me acabe el mio voy a usar los de mis amigos. O con suerte ellos tienen hojas.
Me despido cordialmente, amigo! Arrivedercci!


Nico

miércoles, noviembre 14, 2007

Prejuicio del mas acá

Los fantasmas no sobreviven en soledad. La teoria de que la energia que los alimenta es el miedo ajeno es mentira. Los sustos que dan (intencionalmente o no) los aleja de los seres vivos.
No es horrible ser un fantasma. Es horrible, sí, ser un fantasma ignorante que te leme a la primera impresion que puede tener alguien que lo ve por primera vez. El susto, el miedo generado, la reaccion de salir corriendo o paralizarse, trauman al fantasma sin darle oportunidad de soportar el mostrarse como un ser pacífico ante los seres vivos del "mas acá". Cuando vivían eran personas que tenian como base de vida generar una buena impresion de sí mismos ante sus pares. Ese tipo de fantasmas tienen miedo. Se acostumbran y sin impulsados por el miedo que les genera el rechazo. Asustan. Espantan a sus mismos miedos. Tal como lo hace una zarigüeya con la vívora, que mata por precaucion, antes de arriesgarse a que ella le inyecte su veneno.
A nadie se le ha ocurrido jamás (al menos a ninguna persona viva) que las alegrías son la fuerza que nos mantienen en piè... Si. Nos mantienen en piè.
Aquellos que no somos recibidos con una bienvenida a la nueva condicion de fantasmas, preferimos morir. Esta es la meta que perseguimos asustando a la gente. No conocemos la felicidad como fantasmas. Algunos nunca fuimos amados, y creemos que escapar de nuestra condicion nos va a salvar de la soledad.
Esas historias de fantasmas que vivieron miles de años solos, en un sòtano, es mentira.
O por lo menos... no estaban solos.

domingo, octubre 28, 2007

Why does my heart...?

--ACTUALIZADO!!

Esta es una pequeña recopilacion de algunas imagenes de videos que filmè y que me gustaron.

Va especialmente para Mili :-P

video

Tambien disponible en youtube:

http://www.youtube.com/watch?v=x2GpqafhJY4

miércoles, octubre 17, 2007

En clase..

Unas líneas escritas que no llaman mi atención.
Una voz resonante y repetitiva rebota en mi cráneo antes de entrar.
Una mosca molesta pasea a mi alrededor.
Y las otras 25 personas adormecidas como yo mantienen su mirada al frente, poco fieles a su deber de simular interés.
Y el profesor sigue hablando. Recita de memoria. Me pregunto si él se esta escuchando a sí mismo. Si piensa lo que dice.
Su tono de voz se mantiene en una línea media entre aburrimiento, continuidad y sueño.
¿Qué dice?
Intento meterme en su discurso pero no hay caso. No puedo seguirlo sin sentir una pesada flecha vertical que empuja hacia abajo.
Tengo la mirada cansada. Mi cabeza, sostenida por mi mano que hormiguea, cada vez me pesa más.
Y él sigue hablando… ya perdí la esperanza
Entrecierro los parpados. La voz ya es solo un eco.
La parte del aula que veo desde aquí se desvanece. De a poco se va nublando.
Tengo tanto sueño. Ahora la voz es ya solo un murmullo lejano. El aula que se llena de pequeñas estrellitas blancas y diminutas pasa a segundo plano y unas figuras meneantes se mueven ante mí. Van tomando forma de a poco. Están paradas en la calle.
Me saludan y me invitan a caminar con ellos. Y caminamos. Yo en silencio y ellos hablándome en un idioma confuso aunque igual entiendo. Paseamos por la borda de un barco, luego por unos jardines y más tarde por la terraza de un edificio. Son amables y sonrientes. Sus temas de conversación me entretienen y es chistosa su forma de caminar. Nos detenemos en la baranda y miro para abajo. Estamos bastante alto.
Uno de esos sujetos sin rostro se va volando y se aleja de mí. Pero yo quiero ir con el, así que salto del edificio, pero inevitablemente caí.
Me despierto sobresaltado. La cabeza se me resbaló de la mano. Tuve por medio segundo el corazón en seco y se me enfrió el cuerpo. Me froto los ojos y me reincorporo.
Timbre.
Por fin nos vamos… agarro mis cosas y una sonrisa ensoñada hace fuerza y logra salir de mí.

domingo, octubre 07, 2007

Los arboles mueren de pie

Mis botes flotan en un charco, uno que se hunde.
La tierra quemada por el sol se desliza hacia abajo desde lo alto. Las montañas a lo lejos lloran de su propia nieve, mientras que las ratas, desesperadas, se aferran como pueden a lo más cercano que tienen… para no caer.
El monumento de quien antes yo fui se raspa las rodillas con las ruinas de mi castillo, que hoy se desmorona. Me tapo los ojos porque el viento levanta polvo.
Toda la llanura se prepara para la tormenta, las nubes están por derretirse y caerán, una vez más, quemando todo a su paso.
Y yo me ahogo en agua de un charco profundo.
Cegadora la desolación, esclavizante la espera, opresores mis íntimos deseos y ausente la deseada oportunidad.
Y aun así, ningunos ojos acusadores podrán hacer cambiar jamás mi rumbo. Ya no más.
Y aun asi, desgarrado por dentro y solitario, al final de la tormenta, me verás aquí.
Los arboles morimos de pie.

sábado, septiembre 15, 2007

Asma

Y la realidad se volvió una visión enferma de un loco abusador de sentimientos, esclavizado de si mismo y dependiente de los demás.
Desgarró pieles, la suya y las de otros, corrió buscando una salida hacia lo desconocido, hacia lo que había esperado durante toda su vida, derramó almas en busca de una salida hacia lo que temía que no existiera.
Gritó de dolor al darse cuenta de que no podía encontrar aire puro que llene sus pulmones, lloró con todo su corazón por ese dolor que le oprimía el pecho… se sintió solo y vacío.
Abrió los ojos y se encontró encerrado en lo más profundo de su propia cueva, húmeda y ahogante, vacía y sin nadie. Nadie más que él solo entre sus propias paredes con dibujos de lo que imaginaba que habría afuera. Se maldijo y dijo que sus dibujos no eran nada, no valían la pena y se acurrucó en un rincón oscuro para llorar y para pensar que no valía la pena vivir sin saber cómo, ni por qué… Quería que las voces amortiguadas que escuchaba desde adentro fueran reales y no un sonido engañoso que simulaba ser un canto dulce y melódico que lo invitaba afuera para bailar en un jardín verde con oxigeno verdadero.
Soñaba con alguna vez quitar todas las piedras de la entrada de su cueva, las piedras tan pesadas, tan oscuras que no le dejaban ver la luz.

Cuento para el cole

Todo empezó tan rápido…
Nos presentaron a los dos en una fiesta formal de trabajo y nos ubicaron en la misma mesa.
Tomamos asiento uno enfrente del otro y luego de saludarnos con la mano y con un beso en la mejilla, nos quedamos, automáticamente mudos, mirándonos fijo.
No me hace falta relatar la situación, el entorno, ni la hora, ni la gente.
De hecho no hubo nada de aquello.
Habías colocado en un segundo toda mi atención en vos haciendo que el mundo se desvanezca a los costados.
¡Dios! Tenías ese algo… ese TANTO.
Me sonreías apenas haciéndome temblar de pies a cabeza.
Nuestros ojos se rozaron en un instante y el salón explotó en colores,
lloviznaron cristales,
estallaron arco iris en el cielo,
volaron luces, sonaron cantos triunfantes, cantaron los pájaros en mi corazón.
Ahora nos mirábamos a los ojos.
Y como un sueño atractivo, tus ojos me incitaron a desgastarme en vos, derretirme en tu cuerpo y renacer sobre él como la primera luz.
Tu aliento, y tu rostro inalcanzables todavía, pero ahora como una nueva meta. Recorrernos el uno al otro, conocernos, sentirnos, saborearnos, entendernos.
No sabría cómo, pero estuve seguro de que vos también fantaseabas dulcemente con que algún día explotáramos radiantes, juntos en la inmensidad del mundo, del bosque, de las ciudades, brillando, brillando como jamás nadie hubo brillado.
Brillando tanto como tus ojos en mi oscuridad aquella noche.

En el medio de mi viaje al paraíso en elefantes rosas, una tormenta de aplausos me despertó y me trajo devuelta al mundo,
la mesa redonda, el salón, el discurso de agradecimiento que iba a leer el presidente de la empresa.
Me sentí estúpido al haber creído real aquel delirio del “enamoramiento a primera vista”.
Intenté seguir las primeras líneas del discurso pero volví a sumergirme en mi estupidez enamoradiza: volví a mirarte.
Ahora mi corazón danzaba al compás de los colores tibios de tus ojos que me atrapaban.
Me dejaban atontado y meneante en un mundo de puertas abiertas y caminos desconocidos pero tan deseados, tan tentadores.

Y otra vez
la melodía que penetraba en mi corazón,
la que cantabas vos,
la que bailaba yo.
Solo.

Terminó la fiesta… y entre el bullicio y el público que se amontonaba en la salida intenté seguirte hasta la vereda, bajo la fría noche bonaerense. Lo que vi a continuación me permitió (obligó) dejarte ir para siempre, a vos y a mi ridícula obsesión pasajera.
Estúpido, aunque voluntario, final. Te vi saludando a tu novio con ese beso que yo tanto deseaba, caminando juntos de la mano, olvidándome, como me lo confirmo tu espalda imponiéndose a mis ojos.
Al fin y al cabo ¿quien eras? Alguien desconocido. Con tu vida. Tu trabajo, tu pareja. ¿Quien sabe? tus hijos.
Me di vuelta… Respiré profundamente, como despertando de un sueño.
Paré un taxi.
Volví a casa.

Dos Blancos

Dos blancos allá y una flecha en mi mano.
Pienso. ¿Que hago? Un fuerte viento, niebla y una distancia kilométrica me separan de ambas opciones. Pienso y decido.
Me posiciono para tirar. Levanto el arco, estiro la flecha y el arco cruje. Entrecierro los ojos. Apunto… (Silencio por favor)
Y suelto.
Allí va!La flecha sale volando muy rápido hacia su destino, corta el aire, atraviesa el espacio con facilidad.
Vuela, vuelva, sigue volando.Y ya no tiene mas fuerza para seguir subiendo. Se aprecia la redondez del mundo allí arriba!
Se mantiene suspendida en el cielo y comienza a caer. Que el viento la lleve para donde quiera. Me voy pensando que de todas formas ninguno de los dos blancos me convencía.

Frenponteristias.


Un día le dije a un amigo... Exapublè cornelativamente a lo largo del ornimato un praconterìo.
Como estoy trintupando una desontorosa por si las conitafas se van ambilicando, chistapafiotè a pronterar por mi constrictencia induclencionando las partencias.
Porque hasta yo tronscripto (si por mendilacion crustifituje) una jartelata que ya vincutece.

O acaso no están de acuerdo conmigo??
Por favor! Es más que obvio! Dah!

Chauu

Nico

Lapsus de Ausencia (escape)

Sí! Lo logré. Pude desconectarme. Una explosión ayudo a alejarme de la zona de guerra. Por fin puedo ver todo desde afuera, desde lo más alto. Están todos muy alterados allí abajo, trayendo y llevando información. Mienten. Se persiguen. Paranoia, planes de ataque, todos enemigos de todos. Todos traidores, todos falsos aliados.
Pero al fin estoy afuera, me alegro mucho de eso. Logré no preocuparme, logré hacerme ajeno. Ya no soy parte de eso, pero aún sigo aquí físicamente.
Me encantaría estar en otra aldea, pero sé que son todas iguales, todas están en guerra. Los planes serán otros, las bombas serán distintas, pero es guerra al fin. Paranoia, ataques, mentiras, grupos débiles y grupos fuertes pero todos perdedores. Todos.
Tengo que aprovechar este lapsus, pues sé que no es eterno, sé que despertaré pronto para dejarme influenciar nuevamente por el ambiente que me rodea y mi ánimo se adaptará a los hechos. Tengo que hacer este momento eterno. Es casi mágico. Todo tipo de fuego para a través de mí y nada me hace daño. Lluvia, tierra, disparos. Qué me importa, si nada me toca. Me siento bien, tranquilo, y así soy feliz. Tengo que lograr que perdure, o por lo menos dejar el camino marcado para volver cuando lo necesite, cuando no pueda escapar de las bombas.
Por eso… lo escribo aquí. Este es mi camino. Este es mi regreso. Este es mi escape.

17/7/07

Ser

Tengo ganas de escribir.-
No tengo nada que decir, y a la vez lo tengo todo.
Quiero llenar un libro de algún viento tibio con perfume. Plantar un árbol, tener un hijo. Más: Tengo ganas de irme de acá. Tengo ganas de abandonar las cuatro paredes que pesan sobre mí, presionan sobre mi libertad y hacen eco de mis pensamientos. Limitan mi res… pi… ra... ción.
Quiero recorrer paisajes, pueblos, ciudades.
Quiero conocer a cada persona del mundo a fondo. Quiero ser virgen de cualquier pensamiento y llenarme de sentimientos.
Llevarme todo de todos, amoldarme a cualquier cultura y seguir siendo yo. Llenarme y vaciarme a mi gusto. Renovarme... Encontrarme en cada mirada ajena.
Identificarme e identificar. Exteriorizar e incorporar. Dar y recibir. Inhalar y exhalar. (¿Respirar?).
Quiero volar en lo más alto, nadar en lo más profundo de todo lo interno y todo lo externo. EXPANDIRME. Convertirme en HUMO, AGUA, roca. Sólido, liquido, gaseoso. -------Permanente.------- Ilimitado. Enorme pequeño.

Ser invisible y brillar.
Amo la luz y la oscuridad.
Amaria vivir, Morir y Renacer.


Ser.

Pasividad



La nieve yace en los tubos de cristal

Los meteoros no arrasan ni con las nubes

Y las estrellas salen volando si se las soplan


Se encuentra en un mundo enmohecido que permanece sin girar y su inmovilidad no trae ruidos.


La lluvia traspasa al aire, las gotas caen desorientadas, mareadas, no saben mojar.


El frio es tan débil que no puede enfriar ni al más anciano árbol de los bosques secos.


Y el calor es tan diferente. Genera nauseas.


Viento quieto. Allí permanece. Solo es viento que no sopla, que no espera a correr.


Y ella tan sola con su pollera y sus zapatitos, parada en la calle de hojas que no tienen fuerza para terminar de morir. No hay nadie y tiene el pecho dolorido.


No hay nadie. No hay nadie.


Todo ese planeta resultaba ser todo un escenario.


Delante, los reflectores la alumbran. Delante, el auditorio vacio. Negro. Viejo.

Pero ella no era así.


Ella no sabía. Ella estaba aburrida. Ella extrañaba. Ella estaba cansada de no cansarse. Ella quería querer.


Le dolían los ojos por no ver.

Las rodillas por no caminar.


Lloró.


Liebe-pidió entre lágrimas.


Siguió sollozando.


Una hoja seca dobló su ramita.


Ella la vio.


Liebe…- repitió extrañada.


Y vio como sobre un nido seco en un árbol sin hojas, un pajarito abrió un ojo.


Ella tembló.


Liebe- dijo asustada pero ahora con más firmeza.

Y por primera vez hubo eco en el mundo achicharrado.


¡LIEBE! ¡Liebe, liebe, liebe!


¡Liebe!




Si... ahora el pueblo se ponía bello, ahora adornado por blancas guirnaldas cayentes.


¡JA JA! ¡JA JA!


Los arboles menean hojas verdes. El viento levanta la tierra.


Una mariposa mueve las alas y levanta vuelo. La nena, entusiasmada corre tras ella.


Las olas de nubes se rebalsan de nuevo sobre el cielo azul y nadan.


Una gotita de agua cae sobre el pajarito, que sale volando y arroja accidentalmente su nido al suelo.


Ardillas corretonas salen de sus escondites.


¡JA JA! ¡JA JA!


La niña ahora se acuesta sobre un jardín de pasto blando verde y húmedo a acariciar una flor que recuperaba sus colores


¡Bravo! ¡Bravo!


La nena alumbra el auditorio y todos ríen alegremente con ella.


¡Gracias por los aplausos, adorado publico!



Nunca había estado sola.